ESTORES

Las cortinas romanas, también llamadas estores, se distinguen por su mecanismo de accionamiento plegable dividido por una estructura de aluminio que aporta forma y densidad a las telas. El estor es terminado con una cenefa lineal u ondulada que cubre el sistema dándole un acabado único y sofisticado. La elección de la cenefa le permitirá usar colores que combinen con el paño del estor y complementarlo con los colores de la habitación. Las cortinas romanas o estores son cortinas económicas de alto uso residencial que confeccionamos a medida según los requerimientos de sus ambientes.

Estores

Usos e instalación.

Estores para sala: Para asegurar una mayor amplitud al ingreso de la luz para tener un espacio bien iluminado, se deberá elegir una tela cubridora como un tull transparente o un tapasol.

Estor en tela de tull y sus niveles de transparencia: Son la mejor opción decorativa para salas por facilitar la visión a través de la cortina. Tiene a su elección distintos niveles de transparencia que asegurarán la vista a calles y parques sin tener que levantar el estor.

Estor en tela tapasol: La tela tapasol es la opción más funcional para salas porque ayuda a iluminar naturalmente los ambientes, aunque se distingue por brindar mayor privacidad a los ambientes al cubrir y no permitir que la luz trasluzca

Estores para dormitorio: Lo ideal suele ser combinar un tull con un roller blackout o con un tapasol, de acuerdo a qué tanta privacidad se desee.

Tull + Blackout: Esta combinación aprovecha la uso decorativo del tull, perfecto para disfrutar de la luz durante el día, con la funcionalidad del Blackout, tela que brindará entre un 95% y 100% de oscuridad al bajar la cortina, dependiendo del tipo de ventana e instalación

Tull + tapasol: Para mantener la privacidad en los dormitorios, mientras se disfruta de la luz natural exterior, tiene la opción de combinar el siempre decorativo tull con un tapasol, que bloqueará efectivamente la vista sin crear la oscuridad total de un Blackout.

Instalaciones y ventajas: Los estor se diferencian por ocupar poco espacio y poder ser instalados incluso en ventanas inclinadas. Se adaptan a todo tipo de instalación, tanto dentro como fuera del vano, y sus accesorios de instalación o soportes pueden ser colocados en el techo, en la pared o incluso pueden ser instalados en drywall.